Nº 26-27

Tipo de documento: Nota
Eduardo Roldán

Universidad Austral de Chile

La competencia comunicativa y la expresión oral

Resumen

En este estudio se desarrolla la relación expresión oral y competencia comunicativa en el ámbito de la educación: a través de una investigación que consistió en aplicar un cuestionario de formato Lickert a alumnos universitarios, se presentan aquí algunas de las problemáticas propias de la comunicación pedagógica y de la competencia comunicativa del profesor.

Todos sabemos que la comunicación oral es una realidad eminentemente compleja, considerando la articulación, la organización de la expresión y del discurso, las estrategias mentales, el contexto comunicativo, etc. En términos generales, la competencia comunicativa consiste en un conjunto de conocimientos y capacidades generales subyacentes al uso de la lengua que le permite a un hablante nativo saber cuándo hablar y cuándo callar, sobre qué hablar, con quién, dónde, cuándo y de qué hablar (Martín 1998). Canale y Swain (1980) especifican diversas subcompetencias: la lingüística (dominio del léxico, la morfología, la sintaxis, la semántica y la fonología), la sociolingüística (las reglas socioculturales), la discursiva (dominio de los recursos de coherencia y cohesión) y la estratégica (compensa fallos de las otras subcompetencias). Por otro lado, Bachman (1990) organiza las subcompetencias en competencia organizativa, que incluye la gramática y la textual, y la competencia pragmática que incluye la ilocutiva y la sociolingüística (Martín 1998).

Desde el punto de vista pedagógico, Ortiz (1994) considera la competencia comunicativa como la capacidad del profesor para establecer una comunicación pedagógica efectiva y eficiente con sus alumnos, al desarrollar en su personalidad un estilo flexible y lograr resultados educativos deseados. La comunicación pedagógica es considerada entonces, una variante de la comunicación interpersonal, con gran efecto instructivo y educativo. De lo señalado anteriormente, podemos deducir que existe una estrecha relación entre la competencia comunicativa, la expresión oral y la competencia pedagógica.

Nadie puede desconocer que las dificultades de expresión oral que observamos diariamente, ya sea en la sala de clases o en los medios masivos de comunicación, son verdaderamente serias. La expresión oral está sufriendo cada día un descuido sorprendente.

Gran parte de lo que ocurre en el aula se produce a través de los usos lingüísticos orales y el uso correcto de la lengua oral no es exclusivo de las asignaturas de Ortología, de Fonética y Fonología, de Lingüística o de Dialectología. Desarrollar la competencia comunicativa, la competencia discursiva oral o expresión oral en nuestros alumnos es una cuestión que involucra a todos aquellos que, de alguna u otra forma, estamos comprometidos con la enseñanza de la lengua como un medio de la expresión de sentimientos e ideas, es decir, con la comunicación. Abascal (1993) afirma que en todas las áreas los estudiantes deben comprender textos y dar cuenta de ellos; además, al lenguaje de cada disciplina se accede desde ella misma.

El papel mediador del lenguaje en el acceso al saber implica necesariamente convertir las aulas en espacios ricos en intercambios comunicativos para hacer posible la apropiación del discurso académico y de otros formales.

El objetivo de este trabajo es dar a conocer resultados preliminares de una investigación en curso relacionada con la competencia comunicativa y la expresión oral e invitar a una reflexión con el fin de encontrar soluciones al problema planteado a continuación. Anteriormente señalamos (Roldán 2001-2002) que gran parte de nuestros alumnos universitarios sienten que no tienen soltura expresiva oral en sus presentaciones orales, tanto en situaciones interactivas (conversaciones, diálogos, debates) como en situaciones no-interactivas (informes orales, disertaciones), lo cual nos ha llevado a investigar las posibles causas que llevan a nuestros alumnos a sentirse con poca soltura expresiva oral.

Con el propósito de recopilar información para nuestro estudio, se invitó a 53 alumnos de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad Austral de Chile, a responder un cuestionario de formato Lickert. El cuestionario se elaboró, teniendo como base trabajos de diferentes investigadores sobre la comunicación pedagógica y la competencia comunicativa del profesor (Ortiz y Mariño 1991), entre otros.

En cuanto a los resultados, podemos señalar lo siguiente:

temasLa mayoría de las respuestas se centró en la alternativa 4 (algunas veces).

- Poco tiempo dedicado a la comunicación interpersonal (67.9%)

- La figura del profesor está entre las preferidas para la comunicación entre los alumnos (47.07%)

- El estilo del profesor es demasiado rígido (52.91%)

- Al profesor le falta capacidad perceptiva para captar mis estados de ánimo (44.44%)

- El profesor se compromete afectivamente con los alumnos (47.59%)

- El profesor crea situaciones que exigen de los alumnos respuestas elaboradas con argumentos

(39.66%)

- El profesor evita el vocabulario cliché y comodines (41.59%)

- El profesor es cuidadoso en su pronunciación (59.25%)

- El profesor me corrige en el uso del léxico (42.30 %)

- Me considero una persona segura (43.3%)

- Soy sensible a la crítica (45.07%)

- Me siento obligado a investigar temas que no son interesantes (60.46%)

- En mis presentaciones orales, se evalúa como hablo (45.07%)

Alternativa 5 (casi siempre)

- La sonrisa del profesor me motiva a hablar con espontaneidad (53.84%)

- El profesor da cabida a los puntos de vista diferentes a los de él (41.45%)

- El profesor está dispuesto al diálogo amistoso (45.15%)

- El profesor es tolerante con la equivocaciones de los alumnos (43.10%)

- Con frecuencia leo el diario (47.07%)

- Me interesa ver las noticias en televisión (47.14%)

En la alternativa 3 (casi nunca) se registró lo siguiente:

- Barreras comunicativas entre profesor-alumno, debido a la tendencia predominante del profesor a juzgar, a aprobar o desaprobar conductas académicas de los alumnos continuamente (40.07%)

- Franco predominio del autoritarismo y fuera de ellas ((35.75%)

En la alternativa 6 (siempre) el único porcentaje significativo fue: Me gusta leer libros (59.26%)

En la sección “observaciones” del cuestionario, algunos alumnos señalaron que:

- Generalmente, el esquema profesor-alumno es muy rígido y también se les hace sentir ignorantes.

-El estilo comunicativo del profesor influye en la confianza del alumno en las presentaciones orales.

- El compromiso afectivo del profesor le importa mucho a los alumnos.

-Existen barreras comunicativas entre los alumnos y, además los alumnos mismos también se imponen barreras.

-Los profesores deberían corregir la pronunciación y el mal uso del vocabulario en todos los cursos.

De estos primeros resultados obtenidos se puede concluir:

Los alumnos sienten la necesidad de mayor dedicación a la comunicación interpersonal con los profesores, lo que permitiría explotar la comunicación formal e informal en el contexto adecuado.

Disposición de los alumnos a interrogantes que exijan respuestas con argumentos, a la estimulación de reflexión individual y sobre todo a la realización de discusiones formales en la sala de clases.

Interés de parte de los alumnos por aprender a usar óptimamente los recursos del lenguaje oral para evitar el uso de comodines léxico-gramaticales.

Disposición de los alumnos a ser corregidos en sus presentaciones orales y a desarrollar temas que den opciones de interés personal en sus disertaciones.

Que el profesor maneje la sonrisa como señal que actúa disminuyendo las tensiones y el nivel de ansiedad de los alumnos.





Bibliografía

Abascal, J. et al. 1993. “La lengua oral en la Enseñanza Secundaria”. Lomas, C. y Osoro, A. (coords). El enfoque comunicativo de la enseñanza de la lengua. Barcelona: Paidós.

Canale, M. y M. Swain. 1979. “Theoretical bases of Communicative Approaches to second Language Teaching”. Applied Linguistics 1 Oxford: O.U.P.

Galera N., F. 1991. “Lenguaje expresivo y comunicación oral”. Lenguaje y Textos 11-12 [Edit. Universidad de La Coruña].

Martín, P.E. 1998. “El profesor de lenguas”. Universitat Pompeu Fabra. Barcelona. Conceptos clave en didáctica de la lengua y la literatura. (coord) A. Mendoza F. [Institut de Ciències de l’Educació, Universitat de Barcelona. Editorial Horsori, S.L.].

Núñez, D. M. del P. 1991. “Un aspecto básico para la didáctica de la lengua oral: el papel del lenguaje en la comunicación didáctica”. CEP Campo de Gibraltar, La línea-Cádiz. Lenguaje y Textos 16 [Edit. Universidad de La Coruña].

Ortiz, E. y Mariño, M. 1991. “La Comunicación Pedagógica”. Lenguaje y Textos 8, [Universidad de la Coruña].

Ortiz, E. 1994. “El perfeccionamiento del estilo comunicativo del maestro para su labor pedagógica”. Lenguaje y Textos 8 [Universidad de la Coruña].

Roldán, Eduardo. 2001-2002. “Sobre la Ortología”. Documentos Lingüísticos y Literarios 24-25: 59-62.


Para citar este artículo :

Eduardo Roldán. 2003–2004 . «La competencia comunicativa y la expresión oral». Documentos Lingüísticos y Literarios 26-27: 31-32
www.humanidades.uach.cl/documentos_linguisticos/document.php?id=52 (Dirección Electrónica)